Estrés y otros desencadenantes del dolor de cabeza

¿Se anuncia un cambio de clima? ¿Ha aumentado el estrés en el trabajo? ¿Estamos entrando en la estación de las alergias? Las personas que sufren con frecuencia dolor de cabeza saben que la proximidad de la estación de las alergias puede conllevar un aumento significativo de los síntomas de la cefalea. El estrés, el cansancio, los problemas musculares en la nuca o la espalda o las infecciones con fiebre son algunos de los desencadenantes del dolor de cabeza.

Hombre que sufre dolor de cabeza debido al estrés

Causas del dolor de cabeza: estrés, cansancio y otras

El dolor de cabeza puede convertirse en un martirio. Con frecuencia muchas personas que padecen dolor de cabeza no consiguen cumplir sus tareas y compromisos diarios como suelen hacerlo.

Los desencadenantes pueden ser un sinfín de factores, desde el estrés hasta infecciones, alergias o lesiones en la cabeza y la espalda. Los siguientes factores pueden desencadenar dolor de cabeza:

Dolor de cabeza debido al estrés

El estrés nos pone en una situación de alerta porque nuestro cuerpo nos señala principalmente una cosa: Peligro. Para no asumir riesgos innecesarios, se activan funciones corporales como la tensión muscular, que aumenta la disposición a la prevención o el combate. Si el estrés es permanente, por ejemplo, por causa de la cantidad de trabajo o de problemas familiares, las tensiones musculares y el dolor de cabeza pueden ser la consecuencia.

Dolor de cabeza debido a la tensión muscular

El dolor de cabeza tensional no se debe obligatoriamente al estrés. También existen otros desencadenantes:

  • postura corporal incorrecta,
  • poca actividad física
  • rechinar de dientes

que pueden dar origen a tensiones musculares en la nuca, en los hombros y en la espalda. Si no se tratan pueden provocar dolor de cabeza, así como en la parte trasera del cuello.

Dolor de cabeza debido a la mala calidad del aire

En casa o en el trabajo, procure tener una buena ventilación. La carencia de oxígeno, en conjunción con el exceso de dióxido de carbono (CO2) que espiramos cada vez que respiramos, no le sienta bien a la cabeza y puede causar dolor.

Dolor de cabeza debido al alcohol y la nicotina

Quien se excede en el consumo de alcohol y nicotina padece pocas horas después las consecuencias: ambos estimulantes pueden favorecer la aparición de dolor de cabeza tensional. El alcohol elimina del cuerpo grandes cantidades de agua y provoca dolores de cabeza desagradables. La nicotina contrae los vasos y dificulta la correcta circulación sanguínea, también en el cerebro, llegando a causar dolor.

Dolor de cabeza debido al cansancio

La falta de sueño repercute en la tensión muscular. La falta de sueño tiene para el organismo el mismo efecto que el estrés: dolor de cabeza tensional.

Dolor de cabeza debido a alergias

Muchos alérgicos sufren dolor de cabeza durante una reacción alérgica aguda, especialmente las personas alérgicas al polvo doméstico y al polen.

Dolor de cabeza debido a la hipersensibilidad a las alteraciones climáticas

Las personas que reaccionan con hipersensibilidad a las alteraciones climáticas las sienten en forma de dolor de cabeza. La razón es que un cambio climático influye en la tensión arterial; si es demasiado baja, puede provocar dolor de cabeza.