El resfriado suele acompañarse de dolor corporal

El dolor corporal, la fiebre y la sensación general de malestar son algunos de los posibles síntomas de una gripe o refriado (infecciones víricas). En caso de gripe es habitual sufrir espasmos dolorosos en los brazos y las piernas. Descubra más detalles sobre las causas y el tratamiento del dolor corporal.

Una mujer toma un baño caliente para aliviar el dolor corporal del resfriado sin fiebre.

¿Qué es lo que origina el dolor corporal en un resfriado?

El dolor corporal en un resfriado (infección vírica) es, en sí mismo, un signo positivo. Indica que el organismo está luchando contra los patógenos causantes del resfriado. El motivo: en caso de infección por el virus del resfriado común el organismo libera determinados neurotransmisores, entre otras prostaglandinas. Aunque resulten indispensables para el funcionamiento del sistema inmunitario, desencadenan estímulos de dolor en las células nerviosas.

Por lo general, cuando se sufre un resfriado el dolor corporal se presenta en solo dos días después de la infección. Este dolor se corresponde con el dolor muscular y de las articulaciones. Los síntomas característicos pasan por espasmos dolorosos en las piernas o los brazos, así como en la espalda, que se perciben en diversos grados y con cada movimiento pero puede producirse también en reposo, por ejemplo sentado o echado.

Coloquialmente, estos síntomas suelen llamarse dolor muscular, posiblemente porque el dolor corporal por lo general es semejante al dolor en los músculos.

Aliviar los síntomas de gripe y resfriado

El dolor corporal puede limitar en el día a día, así como el dolor de garganta, la fiebre y otros síntomas. Para aliviarlos disponemos de diversos remedios caseros, por ejemplo:

  • Aplicar gasas templadas envolviendo las extremidades dolorosas. Deben estar a una temperatura de 20 °C y pueden aplicarse varias veces al día aproximadamente entre 10 y 15 minutos.
  • Tomar un baño caliente proporciona calor y relajación. Los productos de baño que estimulan la circulación, como por ejemplo con hojas de abeto, también estimulan el sistema inmunitario. Si existe fiebre, debe prescindirse del baño.
  • Beber mucho líquido: las infusiones hacen que nos sintamos bien y relajados. Se recomiendan las infusiones de manzanilla, de lima o de jengibre debido a su efecto desinfectante.

Los analgésicos y antigripales sin receta de venta en farmacia constituyen una buena alternativa o un elemento complementario a los remedios caseros. En los casos de dolor corporal y fiebre han demostrado ser útiles, entre otros, los medicamentos con ácido acetilsalicílico como, por ejemplo, Aspirina® C y Aspirina® 500mg. Si además sufres otros síntomas como secreción y congestión nasal también puede ser útil Aspirina® Complex.

Resfriado y dolor corporal: ¿Cuándo se debe consultar con el médico?

En los casos normales el dolor corporal que surge asociado a un resfriado desaparece rápidamente a los pocos días. La toma de antigripales le ayudarán a aliviar los síntomas y sentirse mejor. En el caso que el dolor muscular dure más de 5 días, debe acudir al médico. También debe consultar con un médico si presenta fiebre alta (a partir de los 39 °C), si padece sudoración excesiva o si se siente exageradamente exhausto.

Nota: Si el dolor de las extremidades es inusualmente intenso o la fiebre es superior a 38,5 ºC, puede ser indicativo de una gripe. Muchas veces no resulta fácil distinguir entre resfriado y gripe. Si quieres más información al respecto, consulta con tu farmacéutico