Gripe y resfriado: ¿qué ayuda en caso de fiebre?

La temperatura normal del cuerpo en las personas sanas se encuentra entre los 36,5 y los 37 grados Celsius. Si supera este límite hablamos de aumento de la temperatura, es decir, de fiebre. En caso de gripe, la fiebre es, por regla general, más alta que en el resfriado; pero ¿por qué sube la temperatura? ¿Y qué ayuda en caso de fiebre?

¿Qué ayuda en caso de fiebre? Las infusiones calientes son una alternativa a los medicamentos.

Fiebre durante una gripe o resfriado: ¿qué pasa en el organismo?

La fiebre es un síntoma de muchas enfermedades, entre otras de infecciones como la gripe o el resfriado. En este contexto la temperatura alta no tiene por qué ser un mal signo, sino una parte del sistema inmunitario normal del ser humano. Con respecto a los patógenos, el organismo produce sustancias de defensa entre las que se encuentran los denominados pirógenos: son los que generan la fiebre. Estos ayudan a combatir la gripe y el resfriado por dos razones:

  • Algunas partes del sistema inmunitario trabajan más rápido con temperaturas altas
  • Se contiene la diseminación de los patógenos, como los virus

Sin embargo, cuando la fiebre alcanza los 39 °C la presión que se genera en el organismo es superior a la tolerable, especialmente para el sistema cardiovascular. Por este motivo debe reducirse la fiebre alta que tiene lugar en la gripe.

En función de la temperatura se distinguen en la medicina varios grados de fiebre:

Temperatura corporal

Definición

36,5ºC a 37,4ºC

Temperatura corporal normal

37,5ºC a 38ºC

Temperatura alta/subfebril

38,1ºC a 38,5ºC

Fiebre ligera

38,6ºC a 39ºC

Fiebre moderada

39,1ºC a 39,9ºC

Fiebre alta

40ºC a 42ºC

Fiebre muy alta

Medir correctamente la fiebre

La mejor manera de medir la fiebre es por vía rectal, porque se obtiene más precisión en esta zona. Sin embargo, muchas personas consideran este método engorroso, de modo que la fiebre se suele medir bajo las axilas, bajo la lengua o en el oído. Para la vida cotidiana en condiciones normales estos métodos suelen ser suficientes.

Medicamentos y remedios caseros contra la fiebre

¿Qué ayuda en caso de fiebre? Las personas afectadas pueden elegir entre remedios caseros y medicamentos para bajar la fiebre. Los primeros abarcan, entre otros:

 

  • Compresas frías.
  • Beber mucho líquido, por ejemplo infusiones calientes como infusión de saúco.

Los medicamente ofrecen la ventaja de que actúan contra varios síntomas del resfriado al mismo tiempo. Un medicamento habitual contra la fiebre es la Aspirina® C. Ayuda contra el dolor de cabeza y de las extremidades y contribuye a bajar la fiebre.

¿Cuándo debe consultar con un médico en caso de fiebre?

La fiebre que acompaña a la gripe y al resfriado normalmente no es peligrosa de por sí. Si la fiebre:

  • se mantiene más de dos o tres días,
  • la temperatura supera los 39 °C, o
  • si padece una enfermedad preexistente, como es el caso de la debilidad cardiovascular,

debe consultar con un médico. Esta recomendación también es válida para los casos en que se desconocen las causas de la fiebre.