El resfriado y la nariz taponada muchas veces van asociados

¿Resfriado y nariz taponada? Esta combinación no resulta infrecuente, pues los síntomas nasales se encuentran entre los más habituales. Descubra aquí las causas y lo que ayuda a combatir la nariz taponada.

Joven con un resfriado se suena la nariz taponada.

¿Cómo es que en un resfriado la nariz se congestiona?

La tos, los estornudos y la ronquera son clásicos del resfriado. Las personas afectadas sufren habitualmente síntomas nasales, como secreción nasal o nariz taponada. Esto se debe al hecho de que, en el resfriado, los virus atacan la mucosa de la nariz provocando una infección. La mucosa se inflama, produce más secreciones y se hincha.

¿Sonarse los mocos en caso de nariz taponada? La forma correcta es esta

El acto de sonarse la nariz correctamente es importante, ya que permite que ambos lados queden igual de limpios. Además, medidas simples como lavarse las manos después de sonarse la nariz pueden reducir la diseminación de los virus del resfriado.

¿Y entonces cuál es la forma correcta? Resulta fundamental limpiarse la nariz suavemente y con poca presión. Por otro lado, se aconseja sonarse cada una de las narinas de forma alternativa. Y, naturalmente: Usar siempre un pañuelo de papel limpio. En caso contrario los virus pueden volver a entrar por la nariz.

Cuando las mucosas nasales se hinchan: qué ayuda para la nariz taponada

Si la nariz está muy taponada, generalmente se debe a las mucosas hinchadas en asociación con las secreciones. El objetivo en el tratamiento del malestar nasal consiste, por tanto, en dar soporte a la mucosa nasal durante la hinchazón y en disolver la secreción.

Las personas afectadas pueden, entre otras cosas, recurrir a medicamentos para ayudar a desinflamar las mucosas. Cuando la nariz está muy obstruida, los pulverizadores nasales son, para muchos, el medicamento preferente porque alivia la nariz con fiabilidad. Estos medicamentos solo deben usarse durante un período limitado; en caso contrario existe el riesgo de sufrir daños permanentes en las mucosas de la nariz y puede producirse un efecto de dependencia, con la consecuencia de que las pulverizaciones nasales dejan de ejercer un efecto suficiente.

Los trucos y los remedios que se indican a continuación también pueden ayudar a liberar la nariz:

  • Las inhalaciones de vapor con aceites esenciales como la hierbabuena tienen un efecto antiinflamatorio y humedecen las vías respiratorias.
  • Durante el sueño ayuda a tener la cabeza o la parte superior del cuerpo un poco más elevada, porque de este modo las mucosas no se hinchan tanto.
  • Las limpiezas nasales con sal de cocina también humedecen las mucosas y pueden enjuagar los patógenos.

Tras una semana el resfriado debe haber pasado. No obstante, si el síntoma nasal persiste o si tiene constantemente la nariz taponada, se aconseja consultar con un médico. Este podrá hacer un diagnóstico preciso y recomendar un tratamiento adecuado.